4 nov. 2010

¿Abaratando costes?

Juan Luis envía esta información aparecida en CAS-Madrid, y que aporta bastantes datos interesantes sobre la "supuesta" disminución de costes al introducir al sector privado en la sanidad pública.



Canadá: el ex ministro británico de sanidad, Frank Dobson reconoce que la privatización resulta más cara


2010-11-03


Inglaterra: pruebas convincentes de que la privatización cuesta más caro


El ex-ministro británico de Sanidad es categórico: privatizar más significa aumentar el costo. Frank Dobson fue el principal conferenciante de la Reunión nacional del sector sanidad del Sindicato canadiense de la función pública (SCFP) que tuvo lugar el 21 de octubre en Victoria (Columbia Británica).


Extractos de su discurso:


La atención privada no es más barata


“El lobby del mercado libre continúa diciendo que hay que cambiar al sistema privado, como si eso pudiera hacer más asequible la atención sanitaria, lo que es falso. Dicho cambio no reducirá ni el número de personas mayores ni los gastos suplementarios asociados a cierto tipo de tratamientos. El único medio del que dispondría la medicina privada para reducir el número de mayores consistiría en dejarlas morir antes, y el único medio de disminuir el coste de los tratamientos caros sería reservar su acceso a los ricos.”


“En realidad, como todos sabemos – y como lo confirman todos los estudios – la medicina privada provoca un aumento de costes.”Las intervenciones quirúrgicas cuestan más caro



“[En Inglaterra] se nos decía que la medicina privada iba a reducir los costes y a introducir innovaciones clínicas. Uno o dos años después nos aseguraban que era cosa hecha. ¡No es verdad! En lugar de disminuir los costes, los proveedores privados facturaban 11% más por operación que los hospitales públicos. Quiere decirse que la empresa privada operaba nueve veces por el coste de diez, y que cobraba 11% más pese a que, gracias a su lista de cirugías electivas, practicaba las operaciones más sencillas y menos arriesgadas de pacientes que, por lo demás, gozaban de buena salud.”


El sector privado no ha reducido las listas de espera; las innovaciones del sistema público sí lo han hecho


“El gobierno laborista ha acortado de 50% las listas de espera. Pero los partidarios de la privatización pretenden que dicha reducción se debe a los hospitales privados. Mienten. En 1998, el Servicio nacional de sanidad (SNS) practicaba 160.000 cirugías de cataratas al año. Cuando se hizo la falsa declaración a propósito del sector privado, éste apenas había operado a 20.000 pacientes de cataratas — ¡no en un año, sino en total!”

“Espero que el gobierno de Columbia Británica se lo pensará bien antes de financiar clínicas privadas. Si los promotores de la privatización hablan del éxito de la fórmula en Inglaterra, asegúrense que la población tiene acceso a los hechos y no a la fábulas que circulan al respecto.”


El costo administrativo de la sanidad “mercantil” es superior


“El nuevo mercado competitivo presenta otro enorme problema relativo al costo global de los servicios. Antes de que el gobierno Tory creara une mercado interno en los años 90, el costo administrativo de la SNS alcanzaba apenas el 4% del total de gastos, suma muy inferior a la de todo otro sistema sanitario público y, más aún, a la de de cualquier proveedor privado — o incluso de cualquier cadena de supermercados. Las valoraciones más conservadoras del costo del nuevo mercado hablan de un 12%.”


“El contribuyente británico tiene pues que pagar 8% más de costo administrativo, lo que representa anualmente unos 13 millares de dólares canadienses de gastos burocráticos inútiles.”


El sistema público es superior


“Nuestra tarea es resistir a los ataques de los que acumulan poder y privilegios. La mejor manera de luchar contra sus embustes es de exhibir la verdad a cielo abierto. Y la verdad es que vuestro sistema sanitario público no solo es más justo que el estadounidense y cuesta aproximadamente la mitad, sino que también es más eficaz. Como todo sistema, el vuestro tiene sus problemas. Aunque – digan lo que digan sus enemigos – no esté en crisis, sí está, sin embargo, amenazado.”


Traducido por Luis Carlos Fernández Montes para CAS



No hay comentarios:

Publicar un comentario