13 mar. 2011

Entrelazando saberes

Ya se apuntó en otro post, pero merece la pena profundizar en lo que puede aportar la metodología del Cruce de los Saberes y Prácticas en un mundo en el que el conocimiento está tan polarizado, empujando en ocasiones a ejercicios de poder tan alejados de la vocación de cuidado que se supone a l@s sanitari@s, y en el que hay tanta distancia respecto a aquell@s que viven en situación de pobreza que cuesta un gran esfuerzo simplemente entender lo que la otra persona está planteando. Esta dinámica viene siendo desarrollada desde hace más diez años a través de múltiples experiencias por el Movimiento Cuarto Mundo. Sobre todo, merece la pena reincidir en el tema en un espacio como este porque en torno al campo de la salud y la atención sanitaria se han desarrollado algunas experiencias interesantes que quiero ir presentando con calma y paciencia en sucesivas entradas.

Por de pronto, una pequeña presentación... ¿Qué es esto del Cruce de los Saberes? Nada mejor para enterarse un poco (el que lea francés) que asomarse a la Charte du croisement des savoir et des pratiques avec des personnes en situations de pauvreté et d’exclusion sociale, de la que resumo algunas partes:

EL CRUCE DE SABERES Y DE PRÁCTICAS
Cuando personas en situación de pobreza,
universitarios y profesionales
piensan y se forman juntos.

La lucha contra la pobreza y la exclusión incluye a muchos actores en situación de desigualdad. Por un lado, en el mundo de las instituciones, políticos, investigadores académicos... Normalmente con su mejor intención, construyen soluciones basadas en el análisis son las causas de la pobreza. En principio ocupan una alta posición. Por otra parte, en el mundo de la pobreza, hay mujeres y  hombres que demasiado a menudo son considerados sólo en términos de sus déficits y necesidades y a los que se  pide que colaboren en las soluciones que otros han imaginado para ellos.Ocupan una posición más baja desde el principio.


Los universitarios o profesionales, por su formación y el medio en el que trabajan, adquieren capacidades de expresión, de enunciación, de abstracción,de intelectualización. Sabemos hasta que punto estas capacidades culturales dotan de poder a aquellos que las poseen. Disponen de un saber socialmente reconocido, comunicable, construido a largo plazo. Conocen las reglas del juego. Por su estatus y las funciones que desempeñan, tienen la capacidad de actuar, de orientar y de decidir.


Por el contrario, el saber de las personas en situación de pobreza, basado principalmente en su experiencia de vida, no se reconoce a priori. Estas personas tienen frecuentemente la experiencia de ser tratados como objetos: objetos de procedimiento, de decisión, de medida, de reglamentación... A veces objetos de buenas atenciones, pero siempre objetos de todas maneras. No tomar en cuenta el saber de las personas afectadas es una de las causas del fracaso de las políticas de lucha contra la pobreza. 


Lo deseable, en la lucha contra la miseria y la exclusión, es reconocer a las personas que viven en situación de pobreza como actores de pleno derecho. Reconocerles es reconocer su saber de vida y de experiencia sin el cual los otros tipos de saber (científico, de acción...) son "incompletos" y por lo tanto ineficaces, e incluso generadores de efectos contrarios a aquellos que en principio se buscan. 


Cruzar los saberes no es simplemente "sumar" los saberes. Cruzar es confrontar, es decir, exponerse al saber y a la experiencia del otro para construir  algo más valioso. El objetivo no es solamente una mejor comprensión recíproca, sino también la puesta en práctica de una dinámica permanente de democracia participativa dentro de la cual las personas en situación de pobreza serán actores de pleno derecho. 


¿Cómo se consigue generar una dinámica de cruce de saberes y prácticas?
Requisitos previos 


No se trata de un simple proceso de participación de personas en situación de pobreza, sino que es necesario:


  • Tener conciencia de que es necesario cambiar.
  • Considerar a cada persona como propietaria de su propio saber.
  • No estar solo, es decir, relacionar la experiencia personal con la del grupo social o profesional para fortalecerla.
  • Situarse conjuntamente en una posición de búsqueda, como co-investigadores, co-formadores, co-actores.

Condiciones para poner en práctica el cruce de saberes y prácticas

  • Presencia efectiva de personas en situación de pobreza.
  • Crear las condiciones para una autonomía de los diferentes saberes de manera que puedan situarse en reciprocidad, evitando relaciones de dependencia entre participantes y estableciendo grupos de pertenencia como referencia. 
  • Establecer un espacio de confianza y seguridad.
  • Garantizar las condiciones de intercambio de manera rigurosa, asumiendo la desigualdad de posición existente entre los diversos participantes para desde ahí generar una dinámica que permita un intercambio equilibrado. 
  • Puesta en práctica de una metodología de cruce de saberes y prácticas, que tiene los siguientes fundamentos:
    • Partir de la experiencia de cada uno.
    • Respetar el ritmo de comprensión y de expresión de cada uno, y trabajar de manera mantenida en el tiempo, de manera que se pueda establecer la confianza y asentar y profundizar el diálogo.
    • La construcción colectiva, asumiendo que para llegar a esta es necesario que haya confrontación de los diferentes puntos de vista y comprometerse mutuamente en una producción común.


¿Cómo se ha aplicado esto en el campo sanitario? Eso es lo que revisaremos en próximas entradas...

2 comentarios:

  1. A quien le interese.
    El pensamiento de mas abajo copiado del encabezamiento de esta pagina es erróneo, si le interesa se lo puedo explicar.

    ¿Qué es, que puede ser, una política que no piense la vida como objeto sino como sujeto de política? Una política, así, ya no sobre la vida sino de la vida. Son preguntas que, evidentemente, no pueden responderse en una investigación individual, sino que reclaman un esfuerzo colectivo al que estamos todos convocados"
    Roberto Espósito

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, siempre interesa escuchar otras opiniones y ver que se puede aprender, así que vía libre...

    ResponderEliminar