28 jul. 2013

De pobres a ricos

Realmente interesante la lectura de "Sano y salvo (y libre de intervenciones médicas innecesarias)", de Gérvas y Pérez Fernández, aporta bastante claves importantes y sobre todo estimula el análisis crítico de costumbres demasiado establecidas sin que haya respaldo evidente detrás de ella. Un ejemplo claro es el del colesterol, acá van algunos fragmentos de lo que dicen los autores:

"Entre los datos a considerar (en la tablas de riesgo) nunca se incluye ninguno referente a características socioeconómicas tipo nivel educativo, clase social, ocupación y desempleo, que son clave (los infartos de miocardio son más frecuentes entre los pobres y desempleados). Las tablas de riesgo reflejan en su concepción una visión cultural, política y so­cial neoliberal y una medicina biológica (todo ello muy directa­mente beneficioso para el negocio de los medicamentos). En la confección de las tablas de riesgo se presupone que ningún aspecto sociocultural influye en la salud, y que los «estilos» de vida son ta­les, no «condiciones» de vida.

(...)


En lo clínico, las muertes cardiovasculares evitables se deben ver en perspectiva, según lo que se puede lograr. Así, por 100.000 habitantes y año, el tratamiento correcto con inhibidores de la en­zima convertidora de angiotensina o IECA (tipo enalapril y otros) en la insuficiencia cardíaca puede evitar 308 muertes; el consejo médico breve contra el tabaco, 120; el tratamiento de la hiperten­sión, 71; el uso de aspirina tras el infarto de miocardio, 48; el trata­miento anticoagulante en la fibrilación auricular, 33; el uso de es- tatinas tras el infarto de miocardio (prevención secundaria), 14, y el tratamiento con estatinas en pacientes con riesgo cardiovascular (prevención primaria), 3 muertes. Por ello, es muy ineficiente el uso de las estatinas para prevenir muertes cardiovasculares en pa­cientes sin enfermedad coronaria.

(...)

La prevención primaria de la isquemia coronària es parte de una biopolítica que pretende convertir en norma social lo deseable y conveniente a la clase alta. En las propuestas hay algo de una visión cultural, política y social neoliberal que pone de ejemplo a los ricos, que se cuidan y tienen un estilo de vida envidiable. 

(...) 

Los pacientes que más se adhieren a instrucciones y recomendaciones médicas son los que menos lo necesitan, los más sanos (más cultos y más ricos). (...) Este comportamiento de mayor consumo de bienes sanitarios preventivos innecesarios por los más sanos y ricos explica por qué la prevención transfiere recursos de nefermos a sanos, de pobres a ricos, de viejos a jóvenes y de analfabetos a universitarios."

21 jul. 2013

Construyendo salud entre tod@s

Muchas veces me preguntan qué por qué no me dedico ya a la medicina. Y después de intentar contestar de mil y una maneras, cada vez tengo más claro que en realidad la respuesta debe ser lo más clara posible: claro que continúo con la medicina y con el trabajo por la salud, pero cada vez más convencido de que mi lugar para ello es no desde la consulta sino promoviendo la lucha colectiva por mejorar las condiciones de vida de tod@s. Cada vez está más claro que uno de los principales determinantes de la salud es la capacidad de tomar las riendas de tu propia vida. Pues ahí justo es donde apunta también el Movimiento ATD Cuarto Mundo, donde ando buscanco con otr@s maneras de permitir que tod@s, incluso quiénes viven situaciones de mayor pobreza, puedan ser protagonistas de lo que viven y de la sociedad.

¿Cómo hacemos esto en concreto? Pues acá va nuestro proyecto para el curso que viene: VIDA DIGNA PARA TOD@S: ENREDANDO INICIATIVAS. Para ponerlo en marcha hemos puesto en marcha  una campaña de microfinanciación a la que le quedan poco más de 15 días ¿Alguien se anima a participar?

15 jul. 2013

Las barbas del vecino andan empapadas

El espejo griego sigue lanzando imágenes pavorosas de lo que podría avecinarse en otros lugares si se siguen estas sendas ya demasiado transitadas. Esta vez se ha decidido lanzar una campaña de detección obligatoria del VIH entre prostitutas, inmigrantes no regularizad@s, personas sin hogar y toxicómanos. El que los análisis sean positivos o negativos en realidad les da igual, porque total, tratamiento no se les va a ofrecer, más bien escarnio público. Pero por lo menos se conseguirá dejar las cosas claras al resto de "gente de bien".

Porque, ¿con qué coincide esta decisión? Justamente con un nuevo acuerdo de la troika con el gobierno griego para seguir "ayudando" a cambio de recortes importantes, entre otros, en Sanidad. Y como ya se ha visto que este tipo de acuerdos no hacen sino atacar la salud de la población, pues mejor señalara a otr@s como culpables del repunte del VIH, malaria y demás.

Y luego nos extrañara que Amanecer Dorado siga teniendo el respaldo que tiene...

8 jul. 2013

Que no nos engañen con las pensiones

Un nuevo aporte de sensatez y conocimiento de J.Padilla, esta vez sobre el tema de las pensiones. Para que no nos dejemos líar, que no todos llegamos igual a esa edad, ni lo vivimos de la misma manera, ni tenemos la misma esperanza, ni de vida ni de otras cosas.


Con independencia de que se pueda pensar –por el momento y las formas elegidas– que es una reforma encaminada a la bajada de la cuantía de las pensiones y al fomento de los planes privados, hay dos preguntas que, desde el punto de vista de la salud, debemos hacernos: 1) ¿Qué implicaciones tiene la utilización de la esperanza de vida para el cálculo de las pensiones? y 2) El retraso de la edad de jubilación, unido a la disminución de la cantidad de dinero percibida en concepto de pensión, ¿repercutirá sobre la salud de nuestra población mayor?

1 jul. 2013

La austeridad mata... más

Un libro interesante que acaba de ser publicado y presentado en nuestro país, "Porqué la austeridad mata", de Stuckler y Basu, que recoge sus trabajos de investigación que vienen de largo y que nos sirve para poner negro sobre blanco respecto a lo que suponen las políticas puestas en marcha en estos últimos años en este y tantos otros países. Cuando nos dicen "no hay alternativa", es como si el médico le dijera eso mismo a un paciente que ha sufrido un accidente mientras le golpea una y otra vez hasta que pierde el sentido.

Pero ojo, no nos confundamos, que el título del libro y el momento en el que aparece nos puede llevar a engaño: la austeridad no es la que mata, sino la pobreza y la falta de control sobre la propia vida, como ya hemos comentado más veces por acá. La austeridad lo que hace es reforzar las dinámicas de empobrecimiento y las barreras que quienes sufren la pobreza encuentran. Así que sería mejor decir "la austeridad mata más todavía". Porque no se trata de volver a un paraíso perdido que nunca existió, sino en buscar maneras de enfocar el problema de la salud de otra manera más integradora, sin dejar a nadie fuera.

Acá va una entrevista a Stuckler que le hicieron en "Carne Cruda", muy interesante.