12 sept. 2017

Un huerto, muchas vidas enredadas

Releyendo algunos documentos encuentro la definición de "Activo para la salud", un término bien en boga en el mundo sanitario y comunitario: «Cualquier factor (o recurso) que mejora la capacidad de las personas, grupos, comunidades, poblaciones, sistemas sociales e instituciones para mantener y sostener la salud y el bienestar, y que les ayuda a reducir las desigualdades en salud.» (Morgan y Ziglio, 2007). Y el enfoque de trabajo con activos, Morgan y Hernán lo definen como «Proceso de coproducción de salud entre personas, comunidades y profesionales en un contexto determinado.».

A veces estas definiciones quedan flotando en el aire, abstractas y desconectadas del "mundo real". Pero otras veces toman cuerpo, conectando con experiencias vitales que dan pleno sentido y lanzan estos conceptos mucho más allá de lo que las propias palabras son capaces. Esto es lo que ha pasado, por ejemplo, con el Huerto de la Ventilla, ahora amenazado de desalojo

A lo largo de los meses que venimos desarrollando la dinámica de Comunidades Activas en Salud, una de las cosas que hemos ido recogiendo en las reuniones con profesionales y vecinas/os han sido las redes y espacios de apoyo para el cuidado de la salud. Y en Tetuán, este ahora amenazado Huerto de la Ventilla ha salido como ejemplo de espacio saludable muchas veces. Un botón de muestra:

“El huerto del barrio ha ayudado mucho a las relaciones por lo abierto que ha sido a todo el mundo, sin distinciones. Ha sido muy inclusivo. Todos hemos sido tratados iguales, y claro, te encuentras a gusto. Un espacio común, y una tarea común. Los niños allí son el nexo de unión entre los padres. Por el hecho de compartir el espacio para que los niños jueguen les da pie, a personas que en la calle no verían juntas, a tener una relación más personal y que luego se apoyen entre ellos. Hay unas normas, que en un parque público no las hay, por ejemplo no se pueden entrar mascotas que no estén atadas, no se permite beber en el recinto de manera abusiva. La prioridad son los niños y que estén en un entorno limpio y que vean que los mayores no tienen malos hábitos y así se crea un caldo de cultivo en el que pueden surgir relaciones de ayuda.”


Pues sí. En este Huerto hay muchos frutos, pero no solo se cultivan tomates y calabacines, que también redes, confianza, encuentro entre diferentes... Si releemos las definiciones del encabezado sobre "Activo en Salud" y "Trabajo con Activos", de repente se llenan de color y calor, sobre todo para quienes hemos participado en estos años de experiencia y construcción colectiva, de exploración y creatividad infantil y adulta, de tiempos cotidianos y al mismo tiempo extraordinarios... El Huerto de la Ventilla, el Huerto de la Asociación, el Huerto de al lado del cole, el Huerto de la biblioteca, el Huerto de mis amigas... Para cada quien, un nombre, una manera de apropiárselo y compartirlo al mismo tiempo. Para todas y todos, un espacio donde crecer en salud, en vida, donde enredar y enredarse con el vecindario, mucho más cercano en este espacio que en otros espacios del barrio. 







1 sept. 2017

La vulnerabilidad y el compromiso

En esta medicina nuestra tan abrazada al ideal de inmunidad y tan perseguidora de vulnerabilidades, ¿nos atrevemos a profundizar en cómo se construyen estos conceptos y qué esconden detrás? Lo mismo nos animamos a revisar desde ahí nuestro hacer en el mundo desde lo común...

Imprescindible este vídeo de la imprescindible Marina Garcés.