7 jul. 2010

Un ejercicio de visión crítica

Uno de los temas más traídos y llevados en los últimos años en cuanto a prevención médica ha sido la cuestión del PSA, famoso por haberse relacionado con la aparición del cancer de próstata, por lo que se ha intentado aplicar como medida para detectar de manera precoz la aparición de este, pudiendo así tratarlo y prevenir la muerte.

El tema es que si durante mucho tiempo su utilidad aplicado como método de screening en la población general ha sido puesta en duda, ahora parece que las dudas se van despejando... hacia que no es una buena manera de manejar el asunto, porque genera más problemas de los que soluciona, por ejemplo biopsias, cirugías y el impacto emocional del diagnóstico de cancer en personas a las cuales luego no mata ni deteriora el cancer, al crecer muy lentamente, sino otras enfermedades.

Lo que llama la atención es que el descubridor de esta molécula, Richard J. Ablin, pudiendo regodarse en su descubrimiento y potenciar su utilización sin más, escribe un interesante artículo (traducción al español) en el que se suma a la petición de una revisión crítica de su utilización. En determinados casos, puede ser útil. Tal y como se hace ahora, es un negocio. Es si, un gran negocio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario