4 jun. 2012

Repensar la biología, repensar la vida

Acabo de terminar de leer el libro de Máximo Sandín "Pensando la evolución, pensando la vida", que creo que es de esas lecturas que deberían ser obligatorias para una formación adecuada para cualquiera que se maneje en ámbitos relacionados con la biología, y especialmente para quienes nos movemos en el ámbito sanitario.

Por un lado, por como ayuda a poner en cuestión y a entender que se esconde detrás del mito de la "neutralidad" y "objetividad" de la ciencia, puestos ya en debate por el papel actual de las farmacéuticas, pero que no se limita a éstas. Así, es interesante poder descubrir como el modelo teórico de Darwin fue fuertemente apoyado por respaldar las teorías económicas dominantes en el época (que siguen siendo básicamente las mismas que ahora), al "naturalizar" el modelo de competencia, de responsabilidad individual y de ruptura de las redes cooperativas en pos de la supervivencia del más fuerte.

Por otro, por la abundancia de datos precisos y concretos que ponen en cuestión esta "teoría evolucionista" que se ha convertido en un auténtico dogma de fe, y que nos hablan de una naturaleza muy diferente de la que nos han enseñado, donde la comunicación y el soporte mutuo son constantes. Por poner un ejemplo, la imagen de los virus y bacterias como agentes principalmente patógenos es desmontada, y frente a ella el autor nos ofrece resultados de investigaciones que parecen apuntar a que ambos grupos constituyen la base de la vida, de lo que somos. Aunque en ocasiones, y en respuesta a agresiones ambientales, puedan resultar patógenos.

No se puede negar que este planteamiento cambia de raíz el abordaje médico habitual. Ya no se trataría simplemente de "luchar contra los patógenos", sino de buscar maneras de ayudar a mantener el equilibrio de la naturaleza y del ser humano. Todo un reto que conviene no descartar sin antes revisar en profundidad la reflexión del profesor Sandín.

Como resumen de su propuesta vale el último articulo recogido en el libro, "En busca de la Biología", del que recojo el principio:

"Después de 150 años de concebir y tratar a la Naturaleza en términos de  competencia, coste-beneficio, explotación de recursos, estrategias…, hemos conseguido que ésta entre en “recesión”. Este alejamiento de la realidad, de los fenómenos naturales, ha puesto en grave peligro el futuro de la Humanidad sobre nuestro planeta y hace necesaria, incluso urgente, la búsqueda de una concepción de la Biología basada en conceptos y vocabulario científicos que nos vuelva a conectar con la Naturaleza antes de que sea demasiado tarde."

O el documento más breve titulado "La guerra contra bacterias y virus"

"Por más que la concepción dominante de la naturaleza, la que nos parecen querer imponer los interesados en la lucha contra ella, sea la de un sórdido campo de batalla plagado de “competidores” a los que hay que eliminar, lo que nos muestra la realidad es una naturaleza de una enorme complejidad en la que todos sus componentes están interconectados y son imprescindibles para el mantenimiento de la vida. Y que son las rupturas de las condiciones naturales, muchas de ellas causadas por esta visión reduccionista y competitiva de los fenómenos de la vida, las que están conduciendo a convertir a la naturaleza desequilibrada en un verdadero campo de batalla en el que tenemos todas las de perder."


No hay comentarios:

Publicar un comentario