6 jul. 2011

Un sistema sostenible

En estos tiempos en los que desde tantos medios contrainforman sobre la situación del sistema sanitario, invitando a considerar medidas cortoplacistas y recortes, merece la pena rescatar los datos ofrecidos por la FADSP en La sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, que al menos no está financiado por ninguna empresa como muchos de los demás estudios que se manejan. 

Pero en todo este barullo de cifras y datos conviene no olvidar cuáles son las prioridades. Y aunque es cierto que el sistema debe ser sostenible para poder seguir existiendo, si se entiende esto sólo en términos económicos vamos apañados. Es necesario entender la sostenibilidad en el sistema sanitario de una manera más amplia, incluyendo otras dimensiones, como la social, la ecológica, la ciudadana...

Así, basándose en datos que ya se conocen desde hace mucho tiempo, es necesario poner encima de la mesa no sólo los déficits económicos posibles, sino también los sociales. Las clases sociales más bajas tienen peor salud, más probabilidad de ser diagnosticados de alguna enfermedad crónica, la salud (o mejor dicho, la falta de ella) interfiere más en sus actividades cotidianas... Y esto, pese a que se sabe desde hace tiempo, sigue siendo una constante a día de hoy, como muestra el estudio Gallup. ¿Para cuando plantear este déficit como un reto de alta prioridad? ¿Es también en este caso la privatización la solución, o un factor agravante del problema?

En este sentido es interesante el artículo que se recoge en Salud Comunitaria, aparecido en el American Journal of Public Health, y que calcula el número de muertes en EEUU causadas por factores sociales. Como se publica en la reseña que sobre el mismo hacen en el New York Times:


“Esto debería ser una lente util para focalizar nuestros pensamientos” dijo Dr. Galea que es el jefe del departamento de epidemiología en la Mailman School of Public Health at Columbia University. “Si dices que 193,000 muertes son debidas a problemas cardíacos , entonces los problemas cardíacos importan. Si tu dices que 300,000 muertes son debidas a obesidad, entonces la obesidad importa”

“Y si  291,000 muertes son debidas a la pobreza y las desigualdades en ingresos, entonces esos factores también serán importantes”

No hay comentarios:

Publicar un comentario