30 sept. 2010

Prevenir en el vacío

Aunque la consulta tipo de un centro de salud cualquiera se llena de colesteroles y tomas de tensión, con los aderezos convenientes de las medicaciones adecuadas al caso,  no ya sólo con las personas que han sufrido algún problema cardiovascular sino con el público en general, los datos se empeñan en suspender en el vacío todo este negocio de los factores de riesgo y la prevención primaria.

Ya hace unos meses Felix García, Alejandro Merino y María José Montero publicaban en AMF una interesante revisión de la evidencia existente hasta el momento en este campo, apareciendo más sombras que luces.

Y ahora es Therapheutics Initiative la que publica una revisión que arroja una conclusión clara: a día de hoy las estatinas no han demostrado un claro beneficio en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular.

Pero aún así, ahí seguimos, calculando riesgos, jugando con las tablas, lanzando recetas... Reforzando al mismo tiempo el mensaje a la población de que la clave de la salud se juega en ese campo, en el que el colesterol es el rey y nosotros tenemos propuestas para controlarlo; dejando en segundo plano otros temas más "complicados", como el laboral, el sentimental, las redes y apoyos sociales, que generan mucho sufrimiento y enfermedad, pero frente a los que nos sentimos impotentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario