30 mar. 2012

Fuera drogas

Prosigue el proceso de desmantelamiento y medicalización de los recursos antidrogas. Para ser conscientes de por donde van las cosas, merece la pena leer el artículo de Diagonal del que extraigo estos fragmentos:

"Más de 35.000 personas han dejado de ser atendidas en todo el Estado, con recortes en recursos y centros, según los datos publicados a finales de 2011 por la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención a Drogodependientes (UNAD). La organización denunció el cierre de 66 programas y el “inminente cierre” de 44 ONG del sector, donde 200 trabajadores/ as perderían su empleo. En la Comunidad de Madrid, 11 de los 18 pisos de reinserción existentes han cerrado, víctimas de la bajada de un 34,4% del presupuesto regional destinado a políticas en materia de drogas y que también se llevó por delante el centro asistencial de reducción de daños Las Barranquillas, la conocida como ‘narcosala’, que atendía a un centenar de personas al día.

(...)

Los recortes en la Comunidad de Madrid no han venido solos. Tras el cierre del último centro, han abierto un Centro Residencial de Tratamiento de Drogodependientes, que se ubica en el hospital psiquiátrico Doctor León, donde el tiempo de permanencia disminuye, ya que no se incluye la fase de desintoxicación. Para la gerente de la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid, Almudena Pérez, esto se debe al “cambio en el perfil del drogodependiente”. Sin embargo, ha sido Mercedes Rodríguez, directora de la ONG Proyecto Hombre, que gestionaba El Batán y se encargará de la gestión del nuevo centro, quien, en declaraciones a Europa Press, dio la clave que define el nuevo tipo de asistencia: la drogodependencia se tratará “como una enfermedad”.

La legislación regional ya apuntaba desde 2002 a la drogodependencia como “una enfermedad común”. Como señalan desde Batán, lo que ahora se propone es la medicalización de las personas drogodependientes. Para la gerente de la Agencia Antidroga, preguntada sobre el asunto en su comparecencia ante la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid el pasado mes de octubre, este cambio de políticas se traducirá en “estancias más cortas, una asistencia asociada a centros de día y un abordaje más apegado a lo médico sin olvidar lo social”.

Sin olvidar la "coletilla" de lo social, querrá decir, porque poco más se aborda desde este enfoque tan limitado. 

El problema es quién se interesa por estos temas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario