27 nov. 2012

La mano que mece la sanidad madrileña

Se llama Antonio Burgueño. En su curriculum, haber participado en la puesta en marcha del polémico hospital La Ribera de Alzira (Valencia), inaugurado en 1999. El proyecto resultó deficitario y la Generalitat valenciana tuvo que rescindir la concesión administrativa y volver a sacarla a concurso con un canon más alto y la inclusión de la atención primaria (para quien quiera más información sobre este asunto, que lea el capítulo correspondiente del libro "¿Por nuestra salud?"). Hoy es el director general de hospitales de la Comunidad de Madrid.

Un hombre coherente, al menos, como se puede ver en este vídeo en el que habla de que pagar 50 o 60 euros por consulta es accesible a cualquier persona, que lo podría incluir en su cesta de la compra (imposible explicar mejor en lo que se pretende convertir la salud, en un negocio de compra-venta). Además, dice que esto haría el acto médico más entrañable. Debe ser por la ternura que le genera a él el recibir dinero, o si no es que simplemente está llamándonos mercenari@s a l@s médic@s, que necesitamos algo de dinerito fresco para atender mejor ala gente.



Frente a él y tod@s l@s que le acompañan debemos seguir luchando, por mi salud, por tu salud, por nuestra salud. Esta tarde, a las 18:30 h, manifestación de Neptuno a Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario