10 ene. 2012

Las cuentas claras

Muchas veces merece la pena pararse en los detalles para poder asimilar bien la información. Y eso pasa, por ejemplo, frente al maremagnum de cifras y datos económicos que nos llueven continuamente por todos lados, aturdiendo más que otra cosa.

A mí, en concreto, me ha resultado muy útil revisar la información que recopila el CAS sobre lo que ha ocurrido con los nuevos hospitales construidos en Madrid en los últimos años.Creo que clarifica bastantes cosas que merece la pena resaltar:
  •  Cómo se utiliza la excusa del "no hay dinero" para derivar inversiones hacia el sector privado (la inversión de las empresas constructoras en todos los hospitales ha sido de 840 millones; el gasto en publicidad institucional de la CAM en los últimos 4 años, 731 millones. No hay tanta diferencia, ¿no? No hay más que ver la nueva campaña del Metro de "Más por menos").
  • Con el pago anual que se hace a las empresas constructoras desde el 2007 ya se ha cubierto la inversión de éstas, que además cuentan con ingresos de parking, cafetería, etc., Es decir,que todo lo que siga viniendo de año en año hasta un mínimo de 30 años, serán beneficios. 
  • Un negocio redondo, ¿no? Cogiendo por ejemplo el del Nuevo Hospital de Móstoles (Capio S.A.), aún sin inaugurar, vemos que su coste ha sido de  232  millones  de  euros, y recibirá  este  año  71,5  millones,  y  en  30  años  un mínimo de 2.900 millones. Es decir, más de diez veces lo invertido. 
Así, cerca del 9% del presupuesto en Sanidad se va al pago de estos 13 nuevos centros. ¿De dónde habrá que recortar para poder pagar a las constructoras?


Merece la pena leer el artículo completo, la verdad. En nuestras mismas narices nos andan robando (estos dineros son de tod@s, ¿no?) al tiempo que se carga contra todo el sistema público. Y ell@s, tan panch@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario