2 ago. 2010

Bio/tanato-política

Buceando en estudios sobre biopolítica, dentro del libro Biopolítica: Rastros y Rostros aparece un articulo muy interesante de Mendiola Gonzalo en el que merece la pena profundizar, La bio(tanato)política moderna y la producción de disponibilidad, en el que aborda la importancia de los espacios que nos van conformando a lo largo de nuestro desarrollo, marcándonos límites y expectativas, al mismo tiempo que complementa la visión clásica del origen de la biopolítica y su preocupación por hacer vivir a la población con la necesaria complementariedad de un regimen tanatopolítico (es decir, basado en la muerte) que permita la existencia del primero. Así, el que en el siglo XVIII surgieran los regímenes disciplinarios y centrados en el cuidado y mantenimiento de la vida se vio respaldado por los regímenes coloniales que, a costa de permitir y potenciar la muerte de muchos, creaba la riqueza suficiente para cuidar la vida de otros. Hoy en día estos espacios han cambiado y al mismo se mantienen, más inmbricados aún si cabe. ¿Cuántos espacios de dejar morir son necesarios para permitir que nos centremos en hacer vivir a algun@s de nosotr@s?

No hay comentarios:

Publicar un comentario